Facebook Twitter Google +1     Admin

Histórica trascendencia de acciones del 13 de marzo de 1957 en Cuba

20070313115811-marzo12iggjoseantonio.jpg

 Por Roberto Pérez Betancourt  

El asalto al  Palacio Presidencial, el 13 de marzo de 1957, y la caída del líder José Antonio Echeverría y otros combatientes, revisten importante trascendencia en la historia de luchas del pueblo cubano en pos de alcanzar su definitiva independencia y soberanía.

Al cumplirse 50 años de los significativos sucesos, dirigentes de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), de la Educación Superior, combatientes e historiadores rememoraron detalles de las acciones y el pensamiento de quienes ofrendaron sus vidas en aras de la libertad de la Patria.   En aquella fecha, un numeroso grupo de estudiantes universitarios y  trabajadores revolucionarios asaltaron el Palacio Presidencial en la ciudad de La Habana, dispuestos a ajusticiar al tirano Fulgencio Batista y desencadenar nuevas acciones dirigidas a derrocar la sangrienta tiranía pro imperialista que desde hacía cinco años sojuzgaba a los cubanos.   A las tres y cuarto de la tarde comenzó el asalto a la guarida del dictador, nueve minutos después Echeverría ocupaba los micrófonos de la emisora Radio Reloj, en la barriada de El Vedado, para referir el suceso y movilizar al pueblo.   Su alocución se interrumpió y poco después el joven fue abatido a un costado de la escalinata de la Universidad de La Habana.   Durante el asalto a Palacio murieron 24 combatientes. Otros dos sobrevivientes de las acciones fueron asesinados en la madrugada siguiente, y cuatro revolucionarios más fueron ultimados 38 días más tarde en el edificio de la calle Humboldt número siete, en La Habana, víctimas de una vil delación.   Julio García Olivera, ex combatiente, precisó la reacción estudiantil tras el golpe de Estado de Batista, el 10 de marzo de 1952, y afirmó que después del asalto al cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953, el Directorio Estudiantil comenzó a conformar un proyecto ideológico que llegó a coincidir con el de todos los factores revolucionarios.   Abundó García Olivera en la actividad cultural integral que desarrolló la Universidad de La Habana -280 años de fundada-, especialmente desde que Echeverría asumió la dirección de la FEU en 1954 hasta 1956.   Destacó que en agosto de este último año, cuando Echeverría fue reelecto presidente de la FEU y máximo dirigente del Directorio Estudiantil Revolucionario, se reunió en México con Fidel Castro, líder del Movimiento 26 de Julio, para establecer la estrategia que se seguiría por las fuerzas patrióticas, conocida como Carta de México.   Olivera afirmó que la idea política de los jóvenes revolucionarios del Directorio fue evolucionando hasta llegar a la alternativa socialista, a la cual se afiliaron, y envió un saludo al pueblo, de aquella generación de luchadores.   Juan Nuiry, combatiente del 13 de marzo, rememoró sus diálogos con estudiantes, a los que transmitió los rasgos principales de la personalidad de José Antonio, quien al caer contaba solo 24 años de edad.   Afirmó que entre las principales cualidades del líder sobresalieron la orientación martiana y antimperialista, además de la unidad y el reconocimiento al liderazgo revolucionario de Fidel Castro.   Recordó Nuiry que en la Universidad de La Habana siempre se celebró la fecha del 26 de Julio de 1953, ya que José Antonio experimentaba una gran devoción por Fidel Castro.   El historiador Frank Josué Soler relató características y acciones de la generación estudiantil de la década del 50 del siglo anterior, en coincidencia con el pensamiento de José Martí, y de enfrentamiento al régimen despótico de Batista, especialmente de los jóvenes más radicales, reunidos en torno a José Antonio.   Faure Chomón, en testimonio ante la Mesa Redonda, caracterizó la represión que padeció la población bajo la dictadura de Batista y afirmó que cada generación asume el papel que le corresponde, como la actual, que desempeña tareas en defensa de la Patria y de solidaridad humana.   Juan Vela Valdés, ministro de Educación superior y ex presidente de la FEU, relató cómo los estudiantes integraron la Milicia armada universitaria en 1959, la participación de sus miembros en enfrentamientos a los bandidos y mercenarios invasores de Playa Girón, y en otras múltiples tareas.   Subrayó el Ministro el desarrollo progresivo alcanzado por los sistemas educacionales cubanos y afirmó que ellos han rebasado los sueños de Fidel y de José Antonio, antes del triunfo de la Revolución, el primero de enero de 1959.   Carlos Lage Codorniú, actual presidente de la FEU, aseguró que los cambios que actualmente se producen en América Latina también se corresponden con los anhelos de José Antonio, y recordó que la historia de esa organización después del triunfo revolucionario es más larga que la etapa anterior.   Informó actividades que se desarrollan por el aniversario 50 del 13 de marzo y en homenaje a José Antonio, especialmente la que tendrá lugar el martes 13, en Cárdenas -150 kilómetros al Noreste de La Habana-, ciudad natal del líder estudiantil, donde se efectuará la tradicional peregrinación hasta su tumba en el cementerio local.   Ratificó Lage Codorniú el compromiso de la FEU con los ideales revolucionarios, las actividades culturales como medio de lucha y contraofensiva ante las intromisiones del imperio norteamericano, y la necesidad de seguir profundizando en el estudio de la historia.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris