Facebook Twitter Google +1     Admin

COMUNICADOR, COMUNICANDO EMSIL Año 2. No.87. Lunes 19 de abril de 2021,

20210419134917-congreso-presidencioa-esta-f0195293.jpg

 

COMUNICADOR, COMUNICANDO EMSIL Año 2. No.87. Lunes 19 de abril de 2021, Año 63 del triunfo de la Revolución.

Reflexión con intención en este día: “… “Esta es la Revolución socialista y democrática de los humildes, con los humildes y para los humildes. Y por esta Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, estamos dispuestos a dar la vida.” Fidel Castro Ruz. 

Sumario:--- Los cuadros de la Revolución son, ante todo, cuadros políticos El Presidente Díaz-Canel aseveró que en los análisis de los problemas debe primar un enfoque ideológico, político y social.

---Resolución sobre el Informe Central al 8vo. Congreso del Partido Comunista de CubaPARA CONSULTAR OTRAAS RESOLUCIONES Y DOCUMENTOS DEL 8TAVO CONGRESO DEL PARTIDO CLIC DE SEGUIMIENTO EN GRANMA  en Internet: El 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba, efectuado los días 16 al 19 de abril de 2021, analizó el Informe Central presentado por su Primer Secretario, General de Ejército Raúl Castro Ruz, expresión del legado de la Generación Histórica y guía para el trabajo futuro de la organización partidista y demás actores de la sociedad.

TAMBIEN PUEDE DESCAREGAR EN PDF AQUÍ:

Resolución sobre el Informe Central al 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba

Tamaño: 93.05 KB

Resolución del 8vo. Congreso del PCC sobre la Actualización de la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano…Tamaño: 42.84 KB

 

Resolución del 8vo. Congreso del PCC sobre el Estado de la Implementación de los Lineamientos de la Política Econ. y Social…Tamaño: 46.57 KB

 

Resolución del 8vo. Congreso del Partido sobre la “Evaluación del cumplimiento de la Resolución del 7mo. Congreso del Partido…”Tamaño: 148.51 KB

 

Valoración acerca de la Política de Cuadros del Partido, la UJC, las organizaciones de masas, el Estado y el Gobierno…Tamaño: 95.85 KB (Tomado del sitio oficial de PCC)

 ---La Covid 19 en Cuba este lunes 19 de abril mil 60 casos de Covid-19 y seis fallecidos (El domingo se reportaron 1037 nuevos casos  y 13 fallecidos) por complicaciones de esa enfermedad. El país acumula 94 mil 571 diagnosticados con el virus SARS-CoV-2, patógeno causante de la pandemia y 531 decesos desde marzo de 2020.

 

---Redes sociales, posverdad y cultura: armas para la subversión contra Cuba. La actividad subversiva contra Cuba tiene, en los últimos tiempos, como protagonista a las redes sociales, en las cuales apela a la sensibilidad de la juventud y busca además silenciar la verdad y amplificar las mentiras.

Desde esas plataformas digitales emergen conceptos abstractos manipulados, carentes de argumentos y provistos de impulsos, instintos, emociones o reacciones afectivas, a juicio del presidente de Casa de las Américas, Abel Prieto. 

Desde la comunicación institucional de la EMSIL continuamos este servicio interno por correo electrónico para dar a conocer a nuestros directivos y funcionarios INFORMACIONES DE ACTUALIDAD, de contenido administrativo, jurídico, económico, gubernamental, institucional, político, deportivo y otros que pudieran ser de interés para su conocimiento y el desempeño de las funciones que realizan. El sumario y las ampliaciones TAMBIÉN SE PUEDEN VISUALIZAR EN Blogger: GENTE DE SILOS EMSIL - Todas las entradas: www.blogger.com/blogger.g?blogID=8674019988834648150#allposts

Además: https://emsilgentedesilos.blogspot.com/

En Debate Abierto: http://rpbm.blogia.com/

  En FACEBOOK ttps://www.facebook.com/emsilmatanzas/?modal=admin_todo_tour

Si deseas recibir nuestros boletines diarios en tu ordenador o móvil envíanos tu dirección electrónica a esta dirección: rpb070640@gmail.com

Saludos, Roberto Pérez Betancourt

 

Ampliación del sumario

: Los cuadros de la Revolución son, ante todo, cuadros políticos

El Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, afirmó este sábado que lo primero que tiene que distinguir a un cuadro de la Revolución es su profunda preparación ideológica, revolucionaria, ética y profesional. Los cuadros, en las condiciones de nuestra Revolución, son cuadros políticos, aseveró.

Al intervenir en la Comisión No. 3 del 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba, dedicada al análisis de la Política de Cuadros, consideró que los jefes no pueden tener solo un enfoque económico de los problemas. «Ante todo, debe primar un enfoque ideológico, político y social, y diría más, un enfoque medioambiental, porque aquí estamos hablando de un desarrollo sostenible».

En su análisis, ante los delegados de todo el país que forman parte de esa Comisión, el miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba alertó que los cuadros deben tener la capacidad de dirigir sin esperar por indicaciones. Los cuadros tienen que pensar, tienen que ser capaces de analizar contextos y de plantear alternativas cuando están ante problemas complejos, comentó Díaz-Canel.

El que está esperando que le digan qué hacer no es ni líder, ni cuadro, es un cumpletareas. No está aportando, añadió, no está dirigiendo. En cambio, agregó, es muy distinto cuando una persona se ve ante un problema y, con el compromiso que tiene con la Revolución, trata de buscar cómo romper ese problema, cómo actuar, cómo convocar, cómo planificar, cómo dirigir. «Esa capacidad hay que desarrollarla, si no, aramos en el mar», precisó.

Díaz-Canel retomó la idea de que los cuadros tienen que caracterizarse por la inquietud revolucionaria. Que nos preocupen los problemas de la Revolución, los problemas del país, dijo, y aunque a veces no tengamos solución, al menos podemos argumentar y dirigir el trabajo político a explicar por qué estamos en esa situación.

Tiene que haber sensibilidad ante los problemas de la gente. El cuadro que tiene esa sensibilidad, apreció, va a estar constantemente en la base, porque va a ir buscando los problemas y las respuestas allí. El que no tiene esa sensibilidad, denunció, se escuda en el escenario donde dirige, y se molesta mucho cuando alguien plantea algo que va contrario a lo que él piensa o a lo que él cree que está bien. La historia de la Revolución nos ha enseñado que, mientras más debatimos, salen mejores soluciones.

Los jefes, insistió el Presidente cubano, deben ser modestos y humildes, «esas cualidades las aprecia mucho nuestro pueblo». Los cuadros, afirmó, tienen que sobreponer el nosotros al yo.

Nuestros cuadros, en las condiciones a las que está sometida Cuba, tienen que tener tenacidad y firmeza, «porque ante el enemigo hay que plantar». Con la complejidad de nuestros problemas, insistió el Jefe de Estado, tenemos que tener entereza y estar constantemente viendo cómo hacemos mejor las cosas, cómo superamos todo esto.

«Una de las características fundamentales que yo aprecio en los cuadros –prosiguió– es la capacidad para escuchar, para debatir de verdad. Si llamamos a las personas a discutir un tema, no nos podemos molestar cuando alguien nos da su criterio. Hay que tener capacidad y disposición para solicitar consejos a los que más saben, porque lo necesitamos para solucionar un problema y cumplir bien con nuestra función como cuadro.

«Por eso insistimos tanto en el conocimiento de los expertos. Si no lo hubiéramos hecho en el enfrentamiento a la covid-19, no tuviéramos los resultados que tenemos. No bastaba solo con la fortaleza de nuestro sistema sanitario, no bastaba solo con la comprensión del pueblo o con la gestión de Gobierno. Había que ponerle ciencia», afirmó.

Díaz-Canel se refirió a la necesidad de que los cuadros sepan trabajar en colectivo, «porque aquí nadie tiene la verdad absoluta»; así como recomendó que tuvieran disposición y pasión por la autopreparación, «pues hay mucha información que la tiene que gestionar uno mismo para prepararse», y «la labor del cuadro es un proceso de aprendizaje constante, uno nunca termina de aprender».

DELEGADOS QUE SE SIENTEN PARTE DE LA VANGUARDIA

La Comisión No. 3 del 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba dedicó los debates de este sábado, fundamentalmente, a la Estrategia General de la Implementación de la Política de Cuadros, para el periodo 2021-2026, que fue presentada por la rectora de la Escuela Superior del Partido Ñico López, Rosario Pentón Díaz.

Luego de más de 40 intervenciones, el Presidente de la República consideró que el análisis había sido totalmente aportador, maduro, honesto y de mucho compromiso. «Ustedes han venido preparados al Congreso para discutir el tema, han venido con la responsabilidad de que su participación era para aportar. Eso dice mucho de militantes del Partido que se sienten parte de una vanguardia».

Esos criterios se generaron después de exponerse la Estrategia, que tiene como objetivo dotar a la dirección del Partido de un diseño de trabajo sistemático para alcanzar resultados superiores en la aplicación de la Política de Cuadros. Según explicó Pentón Díaz, entre sus objetivos estratégicos está consolidar el papel rector del Partido desde la base, en la aplicación de la Política de Cuadros y sus resultados, acentuado en la exigencia por la calidad.

También prevé potenciar la responsabilidad que le corresponde a los jefes en la selección, formación y desarrollo de los subordinados y sus reservas; gestionar con eficacia los procesos de selección, desarrollo y evaluación de los cuadros, las reservas y las canteras; elevar a planos superiores la intransigencia frente a la corrupción, el delito, las violaciones y las indisciplinas; así como establecer un Programa de Investigación sobre la actividad de dirección.

De estos asuntos se sucedieron profundas intervenciones, entre ellas la de la delegada Josefina Vidal Ferreiro, miembro del Comité Central, que propuso no evaluar a los cuadros solo por sus competencias, sino por el conocimiento y uso de sus facultades y atribuciones. Muchas veces el desconocimiento de lo que les corresponde hacer, dijo, enlentece las soluciones. Se necesitan cuadros que sean más eficientes para cumplir las enormes tareas que tenemos por delante, sin perder tiempo.

Idania Matos Roche, de Santiago de Cuba, habló de la ejemplaridad y de la capacidad de liderazgo que deben tener los cuadros. Reclamó más acompañamiento a las personas que asumen responsabilidades, y que estos vayan, una y otra vez, a la base.

Por su parte, el ministro de Justicia, Oscar Silvera Martínez, se refirió a la necesidad de propiciar y reforzar los ambientes de legalidad y control en las entidades, que todas las cosas se hagan bajo el estricto cumplimiento de las leyes, que los directivos conozcan las normas jurídicas que regulan sus funciones, y busquen asesoría jurídica.

Para Homero Acosta Álvarez, delegado por La Habana, en los últimos años se ha avanzado en la Política de Cuadros, luego de las duras y justas críticas realizadas por el Primer Secretario del Comité Central del Partido, General de Ejército Raúl Castro Ruz, en los anteriores Congresos. Sin embargo, subsisten problemas que son responsabilidad de los jefes y de las estructuras de dirección.

Denunció el hecho de que, en ocasiones, se ponen al frente de las tareas a personas que son amigos, familiares, o a los llamados «cuadros reciclados o corchos», sin la más mínima evaluación previa. La política de cuadros, añadió, no es un problema estadístico, de ascender a jóvenes, mulatos, negros o mestizos porque sí. Ello tiene que ser sobre la base del mérito y las cualidades personales.

En la Comisión también se destacó el papel del Servicio Militar en la formación de los jóvenes, la necesidad de preparar mucho más a los intendentes en los municipios, la vinculación de la ciencia a la Política de Cuadros, el pensamiento estratégico que debe caracterizar a los jefes y las habilidades para comunicarse con el pueblo, el papel de las Escuelas del Partido en la preparación de los cuadros, y el trabajo político ideológico, que no es más que hacer las cosas bien cada día.

En esta jornada de trabajo, el Presidente Díaz-Canel estuvo acompañado, en la dirección de la Comisión, por los generales de cuerpo de ejército Leopoldo Cintra Frías y Álvaro López Miera; el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, y la rectora de la Universidad de La Habana, Miriam Nicado García, todos miembros del Buró Político. Los debates fueron conducidos por el miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, Abelardo Álvarez Gil, jefe de su Departamento de Organización y Política de Cuadros.(Granma) 

---Resolución sobre el Informe Central al 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba:

 

PARA CONSULTAR OTRAAS RESOLUCIONES Y DOCUMENTOS DEL 8TAVO CONGRESO DEL PARTIDO CLIC DE SEGUIMIENTO EN GRANMA  en Internet. El 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba, efectuado los días 16 al 19 de abril de 2021, analizó el Informe Central presentado por su Primer Secretario, General de Ejército Raúl Castro Ruz, expresión del legado de la Generación Histórica y guía para el trabajo futuro de la organización partidista y demás actores de la sociedad.

El Informe Central evalúa con objetividad, justeza, claridad y sentido crítico las tareas desarrolladas por nuestro Partido y pueblo en los pasados cinco años, frente a los desafíos y dificultades provenientes de la situación internacional, así como las deficiencias propias del quehacer nacional, la burocracia, la inercia y la resistencia al cambio, al igual que la falta de firmeza, exigencia y de control frente a los fenómenos negativos.

También ratifica que el desarrollo de la economía nacional, de conjunto con la lucha por la paz y la firmeza ideológica, constituyen las principales misiones del Partido.

Igualmente, realiza una acertada apreciación del cumplimiento de las medidas aprobadas para el enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19, el aporte de nuestros científicos y personal de la Salud, en el diseño de efectivos protocolos de tratamiento a esta enfermedad y el desarrollo de cinco candidatos vacunales, dos de ellos en fase avanzada de ensayos clínicos.

Expone el desempeño de la economía nacional, la cual, a pesar de los obstáculos del recrudecido bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, permitió preservar las principales conquistas sociales de la Revolución sin renunciar a los objetivos de desarrollo previstos. Nuevamente se puso de manifiesto la unidad del pueblo en torno al Partido y su capacidad de resistencia frente a las agresiones del enemigo.

Identifica con nitidez los factores subjetivos que inciden en la gestión económica, así como los problemas estructurales del modelo, que no proporciona suficientes incentivos para el trabajo. Aborda la necesidad de propiciar una adecuada combinación del carácter centralizado de la planificación, con la autonomía y descentralización requeridas en los niveles intermedios y de base del sistema empresarial y los gobiernos locales.

El compañero Raúl subraya la importancia que reviste el principio de que la propiedad de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción constituye la base del poder real de los trabajadores y, por tanto, el sistema empresarial estatal está llamado a demostrar en la práctica y afianzar que es y será la forma de gestión dominante en la economía. Al propio tiempo, alerta que la ampliación de las actividades de las formas no estatales de gestión, no debe conducir a un proceso de privatización que barrería los cimientos y las esencias de la sociedad socialista, construida a lo largo de más de seis décadas. Reitera que las decisiones en la economía no pueden generar una ruptura con los ideales de justicia e igualdad de la Revolución, y debilitar la unidad del pueblo en torno a su Partido, el cual defenderá por siempre el principio de que en Cuba jamás se permitirá la aplicación de terapias de choque y, por tanto, nadie quedará desamparado.

 

El Informe Central precisa la necesidad de defender el incremento de la producción nacional, en especial de los alimentos, desterrar el dañino hábito de importarlos y generar exportaciones diversificadas y competitivas. Enfatiza en que, sin dejar de aspirar y trabajar por superiores niveles de satisfacción de nuestras necesidades, debemos acostumbrarnos a vivir con lo que tenemos y no pretender gastar más que los ingresos que seamos capaces de generar.

Expresa que la Tarea Ordenamiento iniciada el primero de enero del presente año, luego de más de una década de estudio y trabajo, deberá proseguir su implementación en correspondencia con el cronograma aprobado hasta su total aplicación.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido reafirmó que recae en el Partido la honrosa misión de ser el digno heredero de la confianza depositada por el pueblo en el líder fundador de la Revolución, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Llamó a comprender la enorme responsabilidad que supone para todos los militantes el contenido del Artículo No. 5 de la Constitución de la República, que lo consagra como la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado. La existencia de un único partido nos compulsa a promover en su seno, y en la sociedad en general, la más amplia democracia y un permanente intercambio, sincero y profundo de opiniones, no siempre coincidente, estrechar el vínculo con la masa trabajadora y la población, y asegurar la participación creciente de los ciudadanos en las decisiones fundamentales. La unidad de la inmensa mayoría de los cubanos en torno al Partido debe cuidarse con celo, y jamás aceptar la división entre revolucionarios bajo falsos pretextos de mayor democracia, pues ese sería el primer paso para destruir desde dentro la propia Revolución.

El Partido Comunista deberá mantener el enfrentamiento a prejuicios y a todo tipo de discriminación que todavía perviven y que atentan contra la unidad de la nación.

El Informe Central llama a revitalizar el accionar de las organizaciones de masas en todas las esferas de la sociedad y a actualizar su funcionamiento. Es preciso rescatar el trabajo en la base, en las fábricas, en los campos y en las comunidades, en defensa de la Revolución y en la lucha contra la indisciplina social y el delito. Es necesario elevar la combatividad e intransigencia.

Al propio tiempo, se enfatiza en que las calles, los parques y las plazas son y serán de los revolucionarios, y no se negará a nuestro heroico pueblo el derecho a defender su Revolución.

Asimismo, refiere que en el trabajo político-ideológico no es suficiente hacer más de lo mismo, es necesario realizar una profunda transformación dirigida a potenciar las esencias y los valores que emanan de la obra de la Revolución.

El compañero Raúl denunció el programa de influencia ideológica y cultural que despliega el enemigo, enfocado al resquebrajamiento de la unidad nacional y a la aspiración a que las redes sociales se conviertan en canales de subversión. Alertó que no debe existir espacio para la ingenuidad y el entusiasmo desmedidos por las nuevas tecnologías, sin previamente garantizar la seguridad informática.

El Informe Central reconoció el avance alcanzado en materia de la política de cuadros e identifica las debilidades aún presentes en esta decisiva dirección de trabajo. Indica la importancia de que, en correspondencia con el contenido del Artículo No. 4 de la Constitución de la República, no se admita la promoción a cargos superiores de compañeros que, por motivos injustificados, no hayan pasado el servicio militar activo.

En esta esfera destaca el carácter estratégico de la política de cuadros, la necesidad de su constante perfeccionamiento y actualización, de modo que se asegure la cantera de los dirigentes del futuro, caracterizados por su compromiso con la Revolución, humildad, modestia, ejemplo personal, liderazgo y firmes convicciones frente a cualquier vestigio de elitismo, vanidad, autosuficiencia y ambiciones (Granma).

 

El Informe Central ratifica los principios que sirven de guía a la política exterior de la Revolución Cubana, al tiempo que enfatiza en el mandato constitucional de que las relaciones económicas, diplomáticas y políticas con cualquier otro Estado no podrán jamás ser negociadas bajo agresión, amenaza o coerción.

 

Se reconoce la plena vigencia de la concepción estratégica de la Guerra de Todo el Pueblo y el aporte de los combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior en el cumplimiento de las misiones encomendadas.

 

Finalmente, el Informe Central significa que, según lo planificado, el 8vo. Congreso marca la conclusión del proceso de transferencia ordenada de las principales responsabilidades por la Generación Histórica a las nuevas generaciones.

 

El 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba acuerda:

 

PRIMERO: Aprobar en todas sus partes el Informe Central.

 

SEGUNDO: Orientar el estudio del Informe Central por los militantes del Partido y de la Unión de Jóvenes Comunistas, y adoptar las medidas necesarias para que su contenido esté a disposición de todo nuestro pueblo.

Dado en La Habana, a los 18 días del mes de abril de 2021, «Año 63 de la Revolución». 

---La Covid 19 en Cuba este lunes 19 de abril: 1 060 casos de Covid-19 y seis fallecidos (El domingo se reportaron 1 037 nuevos casos  y 13 fallecidos) por complicaciones de esa enfermedad. El país acumula 94 mil 571 diagnosticados con el virus SARS-CoV-2, patógeno causante de la pandemia y 531 decesos desde marzo de 2020.

Permanecen ingresados 24 mil 853 pacientes, de ellos, tres mil 463 sospechosos, 16 mil 479 en vigilancia y cuatro mil 911 activos con el padecimiento.

En conferencia de prensa televisiva, el director nacional de Epidemiología, Francisco Durán, detalló que, para la detección del coronavirus se estudiaron la víspera 21 mil 568 muestras y en Cuba han analizado tres millones 385 mil 469 PCR en tiempo real.   

---Redes sociales, posverdad y cultura: armas para la subversión contra Cuba. La actividad subversiva contra Cuba tiene, en los últimos tiempos, como protagonista a las redes sociales, en las cuales apela a la sensibilidad de la juventud y busca además silenciar la verdad y amplificar las mentiras.

Desde esas plataformas digitales emergen conceptos abstractos manipulados, carentes de argumentos y provistos de impulsos, instintos, emociones o reacciones afectivas, a juicio del presidente de Casa de las Américas, Abel Prieto.

 

“Resulta, en cierta medida, más fácil difundir una falsa noticia con determinada carga emotiva pues, la mayoría de las veces, las personas no buscan contrastes con medios de prensa o fuentes creíbles. La campaña interna reciente apeló a esos recursos para tergiversar noticias e informaciones”, argumenta.

 

Desde el exterior, analiza el intelectual de la nación caribeña, las acciones estuvieron orientadas a opacar la realidad e incrementar las falsedades de los enemigos de la Revolución. De ahí que instituciones como la propia Casa de las Américas emitieran declaraciones frente a esas situaciones desestabilizadoras.

 

“Una de las ideas defendidas por el líder Fidel Castro es, precisamente, no mentir jamás ni violar principios éticos. Sin embargo, la falsedad es una de las armas de los detractores, sumado a la creación y financiamiento de una “disidencia” en el seno de la intelectualidad cubana”, explica.

 

Ese proceso también incluye organizarla, estructurarla y presentarla como una zona de la sociedad civil que, en apariencia, el gobierno de la Mayor de las Antillas ignora o no reconoce. Los periódicos y medios digitales emplean vías directas de pago, pues están en la nómina de organizaciones estadounidenses.

 

 

Pero, apunta Prieto, existen otros mecanismos como la entrega de premios o la publicación de libros. Recuerda entonces el caso tristemente célebre de Armando Valladares (1937), un poeta “supuestamente inválido tras los maltratos en prisión y que, en realidad, estaba preso por terrorista”.

 

Señala, asimismo, que el escritor era un expolicía de la dictadura de Fulgencio Batista (1952-1959), “un individuo impresentable al cual de pronto convirtieron en el gran poeta de la disidencia por el prestigio que reviste esa palabra en Cuba y fuera de ella e, incluso, le publicaron el libro Desde mi silla de ruedas (1976)”.

 

¿POR QUÉ LA CULTURA?

 

La estrategia es convertir a personajes sin obra alguna en artistas relevantes, a juicio de Abel Prieto, como formas de ganar notoriedad que pueden resultar atractivas para personas sin principios y seducidas por un cinismo postmoderno.

 

“En el cumplimiento de su objetivo subversivo subestiman la fuerza y prestigio de nuestras instituciones culturales. Promovieron una campaña contra el ministro de ese sector, Alpidio Alonso, absolutamente despiadada, en la cual lo presentaban como un hombre violento, a partir de una provocación”, añade.

 

El presidente de Casa de las Américas -institución cultural de integración sociocultural con América Latina, el Caribe y el resto del mundo, con sede en La Habana- alude al acontecimiento del 27 de enero.

 

Declara dicho acontecimiento como un intento de show mediático frente al Ministerio de Cultura, manejado por sus protagonistas como un presunto diferendo entre creadores e instituciones cubanas.

 

Dos meses atrás, también ante esa institución gubernamental, cientos de jóvenes de diversas especialidades pidieron dialogar con sus directivos y, en respuesta al reclamo acontecieron varias reuniones convocadas por organizaciones como la Asociación Hermanos Saíz.

“En ellas participaron jóvenes teatristas, del mundo audiovisual y estudiantes de arte con el propósito de aclararles cualquier duda, recoger sus insatisfacciones y escucharlos. Pero los convocados para el 27 de enero no querían diálogo. Ese tipo de operaciones lo que necesita es el reflejo mediático”, expresa.

 

En su opinión, resulta más significativo lo que sucede al reflejar determinado acontecimiento que el suceso en sí, término acuñado por los especialistas como posverdad y definido por el diccionario de Oxford como “los hechos objetivos tienen menos influencia en definir la opinión pública que los que apelan a la emoción y a las creencias personales”.

 

La cultura tiene un gran prestigio social, de ahí que una de las preocupaciones en este sentido sea, según Abel Prieto, la confusión respecto a artistas apócrifos relacionados con actitudes anexionistas. La política definida por Fidel Castro el 30 de junio de 1961 en sus Palabras a los intelectuales está ajena a cualquier sectarismo o dogma

.

PALABRAS A LOS INTELECTUALES

 

Desde el discurso “Palabras a los intelectuales”, Fidel Castro suprimió el posible temor, prejuicio o suspicacia de que la Revolución asumiera la directiva de cómo escribir, pintar, componer o crear en el campo del arte. Dijo que solo podíamos renunciar a aquellos que fueran incorregiblemente reaccionarios”, advierte Prieto.

 

Sin embargo, recuerda, hubo una etapa en los años 70, bautizada por el crítico cubano Ambrosio Fornet como el quinquenio gris y caracterizada por una distorsión de la política cultural de unidad trazada por el líder de la Revolución cubana y manejada por personas mediocres, homófobas, dogmáticas y excluyentes.

“Palabras a los intelectuales” sentó las bases para un diálogo permanente entre los escritores y artistas con la institucionalidad, a excepción de ese paréntesis histórico suprimido definitivamente con la creación del Ministerio de Cultura, en diciembre de 1976 y la dirección del intelectual Armando Hart.

 

PATRIA Y VIDA, EL CAPÍTULO MÁS RECIENTE

 

La juventud del país caribeño recibe una “lluvia incesante de mensajes de la industria hegemónica del entretenimiento y de las redes sociales, las cuales convocan al desconocimiento de la historia, llamado similar al realizado por el entonces presidente Barack Obama durante su visita a Cuba en marzo de 2016”.

“Detrás de eso existen laboratorios encargados de manera permanente de la elaboración de iniciativas para no dejar morir la idea de que existe un movimiento y lanzaron una canción a las redes titulada Patria y Vida que se contrapone a la declaración de principios de Fidel: Patria o Muerte”, indica.

 

Todo ello, refiere el también exministro de Cultura, está asociado al cambio de mandato en Estados Unidos; al temor de los grupos más extremos del estado de la Florida a un cambio en la política bilateral.

 

“Los grupos financiados en el exterior y en la Isla advierten que, si existiera de algún modo un acercamiento civilizado entre los dos países, eso supondría el fin de sus empleos y es, realmente, muy grotesco que una supuesta bandera de la vida sea levantada desde territorio norteamericano”, subraya.

Considera, además, que frente a ese “panfleto musical”, interpretado por los cantantes cubanos Yotuel Romero, Descemer Bueno, El Osorbo y El Funky, y el grupo Gente de Zona, está el ejemplo de los jóvenes en el archipiélago, frente a la pandemia Covid-19 desde centros de aislamiento y la zona roja.

 

“Son músicos populares y fueron seleccionados por eso. El tema posee un mensaje político abierto y sin matices. Resulta un cúmulo de consignas y una especie de balance, desde el resentimiento, de 60 años de Revolución, con insultos propios de la peor propaganda anticubana”, refiere.

 

Abel Prieto asegura que la sociedad cubana no se confunde con mensajes que violen los principios de la nación o planteen el anexionismo como premisa, y manifiesta que los enemigos no lograrán la tan ansiada por ellos fractura generacional. (PL).

 

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris